Los 8 mandamientos para alquilar un local

Rentas, contratos, referencias del arrendador… El alquiler de locales comerciales abarca una gran cantidad de preguntas, sobre todo para arrendatarios primerizos. Te damos algunas pistas para que no dejes ninguna cuestión sin resolver a la hora de alquilar el local perfecto para tu negocio.

En en el pasado post Consejos para elegir el mejor local para tu negocio te contábamos qué factores debes tener en cuenta a la hora de elegir el local ideal. Esta vez, hemos elaborado una lista de imprescindibles que muchas veces quedan en el cajón del olvido, pero que no puedes dejar pasar.

  1. Consulta al Ayuntamiento. Infórmate de los reglamentos obligatorios de cada municipio y comprueba que el local cumpla con ellos. Se trata de una forma efectiva de averiguar desde un principio qué obras vas a tener que realizar y si no te compensa, ¡podrás buscar otro local!
  2. Ten en cuenta que tu actividad comercial va a determinar otros requisitos necesarios como licencias de apertura y actividad, insonorización (en el caso de contar con un bar o discoteca), manipulación de alimentos (si tienes un restaurante o un bar) o acceso a minusválidos. incluso permisos por parte de la comunidad de vecinos.
  3. Negocia la renta. Trata de hacerlo, no pierdes nada. Cuando alquilas un local para tu negocio, hay dos tipos de renta que pueden ser de utilidad:
    1. Renta fija + renta variable. Es decir, pagarás una cuantía fija y una variable en función de los beneficios que obtengas. De esa forma el riesgo es menor si tu negocio tiene picos muy acentuados de beneficios.
    2. Renta escalonada. Es un tipo de renta que varía según avanza el contrato. Ideal para nuevos negocios que están empezando.
  4. Asegúrate de que el local tenga certificado de eficiencia energética. Actualmente se trata de una certificación obligatoria que te indicará cómo el local hace uso de la energía y te dará pistas del gasto que suponen los suministros.
  5. Limita los contratos de alquiler a uno o dos años, sobre todo al principio. De nuevo, una forma de reducir el riesgo y de evaluar más fácilmente la contabilidad de tu negocio.
  6. Valora la opción de los centros comerciales. Los centros comerciales es una opción segura para los negocios. Grandes espacios con enormes y continuos flujos de compradores y que cuentan con numerosas facilidades para atraer todo tipo de clientes. Y si el precio de la renta es un inconveniente, debes saber que la opción flexible de renta fija + renta variable que comentábamos más arriba, es bastante común en los contratos con centros comerciales, algo muy positivo para el arrendatario.
  7. Invierte en información. Un negocio implica muchos factores legales, comerciales, económicos, etc. Por ello, es importante acudir a profesionales te asesoren en la elección de tu local y te ayuden a saber cumple todos los requisitos para la actividad a desarrollar.
  8. Conoce al propietario. Aunque acudas a profesionales para llevar a cabo el alquiler de tu local, es importante que conozcas y hables con el propietario. Puede que te ayude a llegar a una negociación favorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*