Las oportunidades del Big Data inmobiliario

Big data es una de las palabras más usadas en el mundo de los negocios en la última década. Cada empresa en cada industria quiere su trozo del pastel del análisis de datos.

Para la banca y el comercio minorista – unos de los primeros beneficiados por la analítica de datos – la conexión es clara: los datos permiten a estas empresas comprender mejor los hábitos de gasto de sus clientes para adaptar sus productos, servicios y marketing. Pero para el entorno inmobiliario, la aplicación del big data es menos obvia, pero no menos importante.

El inmobiliario es uno de los tres principales gastos para la mayoría de las empresas. Sin embargo, muchas compañías no pueden responder con certeza a preguntas básicas sobre el espacio que ocupan, tales como: “¿Qué porcentaje de nuestros empleados trabaja de forma remota?”, “¿De cuáles de nuestras instalaciones podemos irnos en el plazo de un año?”, “¿Cuánto dinero estamos gastando en espacio de oficina por cada empleado?” Si se tarda más de unos pocos clics en obtener estas respuestas, es hora de revisar los datos que maneja el equipo de Corporate Real Estate (CRE).

La buena noticia es que hoy las herramientas de análisis de datos permiten a las empresas, por primera vez, cuantificar el impacto que tiene el sector inmobiliario en la productividad general. Entre otras cosas, la analítica de datos puede utilizarse para reducir los costos operativos de la construcción o mejorar la eficiencia energética. Por hablar de un caso concreto, un conocido fabricante de electrodomésticos inició recientemente un proyecto para hacer que su sede fuera lo más eficiente posible. Para ello, adoptó una tecnología de construcción inteligente que generar datos útiles a la hora de ajustar el rendimiento del edificio. Así, se garantiza que todas las instalaciones del edificio funcionan de manera correcta y eficientemente para minimizar el desperdicio de energía. Hasta ahora, la compañía ha ahorrado más de € 80.000 al año.

Emilio Portes, Head of Portfolio Advisory de JLL en España, valora en el siguiente vídeo el impacto del Big Data en el sector inmobiliario. Analiza sus fortalezas y oportunidades aplicadas a la toma de decisiones inmobiliarias, así como su capacidad para anticipar tendencias y optimizar las inversiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*