Comprar o alquilar: ¿cuál es la mejor opción?

– Hola Susana, nos han dicho tus padres que te casas.

Sí, estoy muy contenta pero muy ocupada con todos los preparativos…

– Claro, entre unas cosas y otras estarás muy liada pero cuando menos te des cuente ya tienes todo preparado. ¿Dónde os vais a vivir?

– Nos quedamos en Madrid, pero aún no tenemos decidido en qué zona vamos a buscar piso. Estamos mirando cómo están los precios de los alquileres…

– ¿Alquiler? Pensaba que os habíais comprado un piso.

– No, de momento no. Quizás en unos años.

– Ya tendréis tiempo de comprar una casa. Aunque tampoco tardéis mucho en pensarlo porque a la larga el alquiler es tirar el dinero.

Seguramente en alguna ocasión nos hemos visto involucrados en conversaciones similares a esta en las que el debate sobre el alquiler o la compra de una vivienda puede hacerse interminable, ya que tanto una opción como otra tienen tantos adeptos como detractores.

Hasta ahora, España era un país de propietarios en el que era prácticamente una obsesión disponer de una vivienda en propiedad. Pero la crisis económica ha cambiado esta visión y la opción del alquiler cobra cada día más importancia. ¿Cuál de las dos opciones es la mejor?

Ni una ni otra. Todo depende de las necesidades y circunstancias personales y de la situación del mercado inmobiliario en un momento determinado. En este artículo queremos daros a conocer algunas claves que debéis de tener en cuenta si estáis pensando en comprar o alquilar una vivienda. Además, también destacaremos las ventajas y desventajas de cada una de estas opciones.

  • ¿Cuál es nuestra situación económica actual? Aunque parezca algo obvio no todo el mundo tiene en cuenta que es necesario contar con ahorros y una importante cantidad de dinero líquido para hacer frente a algunos gastos implícitos en la compra de una casa.

 

  • ¿Qué gastos hay? Estos gastos suelen estar relacionados con la señal o entrada inicial (puede variar según lo pactemos con el vendedor), impuestos y otros gastos asociados a la compra de una vivienda (notario, registro, gestor y tasación). Algunos de estos gastos no son asumibles cuando optamos por el alquiler de una vivienda.

 

  • ¿Qué perspectivas laborales y económicas tenemos de cara al futuro? Comprar una casa es quizás una de las inversiones más importantes en la vida de una persona y durante mucho tiempo esta gestión tendrá un gran impacto en la economía personal o familiar durante años. Por lo tanto, antes de formalizar la compra de una vivienda es necesario analizar nuestra situación económica y laboral tanto en el presente como en el futuro.

 

  • ¿Cuánto tiempo vamos a vivir en la vivienda? El factor tiempo es determinante a la hora de tomar una decisión. El alquiler puede ser una buena opción especialmente en el corto y medio plazo ya que, no necesita de una gran inversión inicial. Ahora bien, cuando se trata de valorar el impacto de nuestras inversiones en el largo plazo, la compra de una vivienda puede ser una buena opción porque con el paso del tiempo se amortizan los gastos iniciales.

 

  • ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de comprar o alquilar una vivienda? En cuanto a las ventajas de comprar una vivienda, debemos de tener en cuenta que esta es un bien que se revaloriza con el tiempo y en un determinado momento puede servirnos para hacer frente a apuros económicos, para financiar nuestra jubilación o para dejar un bien en herencia de gran valor a nuestros allegados.

REFORMAS CASA

Igualmente, disponer de una vivienda en propiedad nos permite poder decorarla y reformarla en función de nuestros gustos personales, algo que también puede ayudar a incrementar el valor de la vivienda.

A la hora de hablar de las desventajas, la principal está relacionada con los problemas que se pueden derivar del impago de la hipoteca. Además, también debemos tener en cuenta el gran pago inicial que implica la compra de una casa y que suele estar entre un 20% y 40% del valor total del inmueble.

Por otro lado, no debemos olvidarnos de otros gastos que asumimos tras la compra de una casa como por ejemplo: gastos de comunidad, seguros de hogar, remodelaciones, impuestos, etc. Gastos que, por lo general, no son asumibles por los inquilinos.

Ventajas del alquilar casa

Cuando hablamos de las ventajas del alquiler destacamos en primer lugar el hecho de no tener que asumir una gran inversión económica. Cuando alquilamos, con tan solo hacer frente al pago de la fianza y al primer mes suele ser suficiente. Además, los gastos de comunidad, mantenimiento del inmueble así como los impuestos dependen del propietario de la vivienda.

Otra ventaja del alquiler relacionada con los aspectos económicos es aquella que tiene que ver con la renegociación del precio del alquiler. Siempre será más fácil renegociar el precio de alquiler con el casero, que volver a negociar la hipoteca con el banco.

También debemos tener en cuenta la ventaja del alquiler relacionada con la movilidad, especialmente con la movilidad laboral. Una casa en propiedad permite menos libertad a sus propietarios. Sin embargo, si vivimos de alquiler podemos mudarnos rápidamente y sin dificultades. Esto mismo ocurre en el caso de que no hayamos tomado una buena decisión a la hora de elegir un hogar o nuestras necesidades de presupuesto, espacio o zona cambien con el paso del tiempo.

Inconvenientes de alquilar casa

En cuanto a las inconvenienrtes del alquiler, quizás uno de los primeros escollos sea la relación con el casero o propietario, con el que hay que negociar algunos aspectos relacionados con la vivienda. Estas negociaciones tendrán un mayor o menor éxito en función de cómo sea nuestra relación con él o ella ya que, no en todos los casos es buena.

A la hora de hacer algún cambio en la vivienda relacionado con la decoración o la pintura siempre deberemos pedir permiso al dueño. Relacionado con esto, en algunas ocasiones los inquilinos invierten dinero en mejoras del piso, un dinero que se puede perder cuando se abandona la vivienda.

Igualmente, cuando optamos por el alquiler deberemos asumir que la vivienda nunca llegará a ser nuestra (salvo que optemos por un alquiler con opción a compra). Además, una vez finalice el contrato de alquiler y las prórrogas, el propietario del piso puede optar por no volver a alquilar la vivienda y obligarnos a abandonar la vivienda aunque no queremos en ese momento.

Comentarios

  1. estudio arquitectura valencia

    Es poco frecuente encontrar a escritores con conocimientos sobre este tema , pero creo que sabes de lo que estás hablando. Gracias compartir un tema como este.

    1. JLL España

      Gracias a ti por tus comentarios! Tratamos todos los temas con el máximo rigor posible, ¡nos gusta que te guste!

      Un saludo

  2. haz click aqui

    Es un hallazgo encontrar a alguien que realmente sabe lo que están hablando en blogoesfera . Obviamente, que sabes cómo llevar un post a la luz y que sea ameno. Más internautas tiene que leer esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*