Todo lo que necesitas saber para comprar una vivienda (Parte II)

Hace algunas semanas iniciamos una serie de artículos con recomendaciones básicas a la hora de comprar una vivienda. Continuamos con esa guía de consejos y tratamos de responder algunas preguntas básicas que deben plantearse antes de tomar una decisión

¿Cuál es mi capacidad de compra?

La compra de una vivienda requiere de una gran inversión económica que, en muchos casos, tendrá que ir acompañada de financiación bancaria. Con anterioridad a la búsqueda de una vivienda es necesario conocer nuestra capacidad económica de compra, esto es, cuál es el importe máximo que podremos destinar a la compra de una vivienda, además de tener en cuenta otros gastos adicionales al precio de compra, como son gastos de escritura, impuestos, etc., que pueden suponer en torno a un 9%-12 % del valor de venta.

La capacidad de pago o el esfuerzo para la adquisición de una vivienda no debe suponer más de un 30%-35% de tus ingresos totales mensuales, de modo que, una vez pagada la cuota mensual, puedas atender tus gastos corrientes, tengas capacidad de ahorro y puedas generar una colchón económico para posibles imprevistos.

Para el cálculo de la cuota mensual es aconsejable utilizar los simuladores de hipotecas que se ofrecen en las web de las distintas entidades financieras, asociaciones de consumidores, organismos públicos y así como otros portales.

¿Dónde quiero vivir?

Otra de las decisiones previas que debes tomar es saber en qué localidad, barrio y calle quieres vivir. En ello, influirán tanto factores emocionales como objetivos. 

  • Factores emocionales, principalmente son los que tienen más peso a la hora de decidirnos por una vivienda: zona o barrio donde hemos crecido o vivido, cercanía de padres, familiares o de amigos, entre otros.
  • Factores objetivos:
    • Importe máximo renta.
    • Cercanía a medios de transporte.
    • Servicios sanitarios.
    • Cercanía a colegios, institutos y guarderías.
    • Zonas comerciales, tiendas, servicios de alimentación.
    • Zonas de ocio, instalaciones deportivas, actividades al aire libre.
    • Zonas verdes.
    • Cercanía al trabajo.
    • Facilidad de aparcamiento.

¿En qué tipo de vivienda quiero vivir?

El mercado ofrece una tipología de vivienda muy variada:

  • Viviendas libres: Su precio no está regulado y se determina de manera libre por la propiedad. No obstante, siguen normalmente las reglas de oferta y demanda del mercado.
  • Viviendas de protección: Las administraciones públicas promueven viviendas con precios de venta regulados, como alternativa al mercado libre. El acceso a estas viviendas suele estar supeditado a una serie de requisitos que deben cumplir los solicitantes y que cambian en cada caso.

Tanto las viviendas libres como las de protección pueden ser de:

  • Obra nueva: viviendas que no han sido objeto de transmisión y por tanto no han sido habitadas.
  • Segunda mano o usada: viviendas que ya han sido usadas por otros usuarios, independientemente de la antigüedad que estas tengan.
  • Vivienda para reformar: esta opción puede resultar más económica y permite acondicionar la vivienda tu gusto, mejorar las prestaciones de aislamiento (ahorro de energía) y minimizar las molestias de convivir con las obras si acometes las reformas antes de hacer la mudanza. Es importante analizar si el precio de venta es adecuado mediante el análisis de las viviendas en venta reformadas y descontando el importe de las obras a realizar y gastos que conllevan las mismas (licencias, proyectos, seguros,…).

¿Dónde busco mi vivienda?

La búsqueda de una vivienda la puedes hacer personalmente mediante una prospección de la zona o consultando diversos portales web. También puedes acudir a una agencia inmobiliaria.

  • PORTALES WEB: Existen diversos portales web inmobiliarios como: jllinmuebles.es, idealista.es, fotocasa.es, cuya consulta es gratuita y donde se anuncian todo tipo de inmuebles.
  • AGENCIAS INMOBILIARIAS: Las agencias inmobiliarias suelen estar especializadas en zonas muy concretas. A partir de nuestras preferencias pueden informarnos de las viviendas que se ajusten a nuestros requisitos.

Comentarios

  1. Juan

    Buen artículo y muy completo (junto con la parte I y II)
    Actualmente existen también algunas plataformas adicionales a los portales inmobiliarios para encontrar vivienda de forma sencilla y rápida.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*