El coworking es la nueva red contactos para las grandes empresas

Desde Singapur a San Francisco, las grandes empresas se están estableciendo en espacios de coworking para mezclarse con las start-up y los emprendedores.

Cada vez más empresas alquilan escritorios en espacios de Coworking para sus empleados para que puedan trabajar junto con freelancers y pequeñas empresas, y aprender de ellos. “Para las corporaciones, el coworking ofrece una ventaja competitiva, ya que les permitie aprovechar nuevos productos y servicios que no habrían sido posibles dentro de sus propias oficinas“, dice Karen Williamson, Directora de EMEA Research, JLL.

Creatividad a través de la comunidad

Para los empleados de las grandes empresas, unirse a un espacio de coworking puede suponer un impulso a su creatividad. Cuando Microsoft movió al 70% de su equipo de marketing y ventas en Nueva York a un local de coworking, su director de marketing dijo a Bloomberg que la compañía esperaba “alimentarse de la energía que sientes cuando entras a estos lugares“. “Coworking no es sólo un espacio físico. Es también un entorno social que fomenta las interacciones y el intercambio de conocimientos“, dice Williamson. Los proveedores de espacio Coworking se esfuerzan por crear ese sentido de comunidad, inspirándose en la cultura start-up, con un montón de “áreas disruptivas” enfocadas en los empleados. Algunos tienen aplicaciones para que los miembros se conecten según el conjunto de habilidades. El ambiente después de trabajo también ayuda: algunos espacios ofrecen cervezas artesanales, mesas de ping pong y salas de meditación, o celebran eventos como catas de vino y conciertos en vivo.

Mantenerse al día 

El coworking está ganando popularidad entre las grandes empresas de todos los sectores. Las entidades financieras han sido quizá las más entusiastas a la hora de adoptar esta, a pesar de su preocupación sobre la privacidad y seguridad de los datos. “El sector FinTech en particular es un área en el que están surgiendo infinidad de nuevas ideas y las entidades tradicionales quieren estar cerca de las start-ups más exitosas“, dice Williamson. En Hong Kong, HSBC arrendó 300 espacios de trabajo con el fin de “crear el ambiente adecuado” para su personal. Por su parte, los empleados del Silicon Valley Bank, que proporciona servicios financieros para empresas de ciencias de la salud, capital privado y start-ups de tecnología, trabajan junto a empresas y emprendedores en los mismos sectores en los que opera, recopilando información sobre los obstáculos que enfrentan los ejecutivos y en contacto directo con clientes potenciales.

Flexibilidad en los mercados extranjeros

En Singapur, donde han surgido más de 20 proveedores de coworking en los últimos dos años, empresas como Dropbox, Line o CloudFlare, ya utilizan estos servicios. “Los espacios de coworking ofrecen un compromiso de arrendamiento a corto plazo, lo cual puede ser una manera eficaz de introducirse y probar en un nuevo mercado, en particular para empresas pequeñas con grandes planes de expansión“, dice Williamson. Las empresas pueden conocer rápidamente a los actores locales y con un contrato de arrendamiento flexible pueden gestionar la incertidumbre para dimensionar su equipo.

La evolución del coworking corporativo

Algunas grandes compañías están empezando a darse cuenta del potencial de este modelo de trabajo y están creando sus propios espacios de coworking integrados dentro de su estructura. El National Australia Bank y el St. George Bank hicieron precisamente eso para sus clientes de pequeñas empresas, mientras que la consultora de tecnología Menlo Innovations añadió un espacio dentro de su sede en Ann Arbor, Michigan para alquilárselo a empresarios y startups y “estimular la comunidad y la inspiración“. “Para una empresa, abrir su propio espacio de coworking a otras compañías y personas ofrece los mismos beneficios que instalarse en el espacio de un proveedor externo de coworking“, dice Williamson.

La forma en que trabajamos está cambiando

En 2030, JLL predice que el 30% de las carteras de bienes raíces corporativos se dedicará al coworking o soluciones de espacio flexible. “Los grandes consumidores de espacio buscarán reducir las huellas de su espacio central, pero los complementarán con una mayor cantidad de espacio flexible“, dice Williamson. La estructura de las grandes organizaciones se irá transformando a medida que crezca la cantidad de trabajadores independientes. Las empresas están viendo que los espacios de coworking son una buena solución para escalar y optimizar y adaptar sus necesidades inmobiliarias. “Las empresas están preocupadas por atraer a los los trabajadores más cualificados“, dice Williamson. “Los millennials en particular, quieren agilidad y flexibilidad en su lugar de trabajo.” Atraer y retener a estos trabajadores es una prioridad para muchas grandes organizaciones – y un espacio de coworking, a menudo en una gran ubicación de la ciudad, es cada vez más una parte del paquete.

 

Ver artículo en inglés

Comentarios

  1. limpiezas especiales madrid

    Creo que cada vez se ve mas este fenomeno y sobre todo por el cambio en la forma de trabajar que se esta dando en estos ultimos tiempos sobre todo el de poder trabajar desde su casa u otro lugar donde se encuentre conectividad. Los espacios de coworking aprovechan esta ventaja y se ve que las grandes empresas han sabido empezar a valorarlos para lograr inspiracion y sacar a sus empleados del ambito gris en los que se pueden encontrar para mejorar su productividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*