El gráfico del mes: buenos tiempos para el sector logístico

El sector industrial y logístico está atravesando un momento muy dulce tanto a nivel europeo como en España. La inversión que recibió en 2017 ha alcanzado un nivel récord, reflejando el enorme apetito de los inversores por los activos logísticos.

En total, se invirtieron 41.300 millones de euros en activos industriales y logísticos europeos, lo que supone un aumento del 80% con respecto a 2016 (22.900 millones de euros) y más del doble del nivel medio anual de los cinco años anteriores (18.300 millones de euros).

gráfico inversión logística

España como destino atractivo para la inversión logística

Según Elsa Galindo, Head of Research de JLL en España, el mercado español sigue la estela del resto de países europeos. Además, nuestro país ofrece mayores rentabilidades (el prime yield  se sitúa en el 5,5%) que otros mercados como París o Londres. Las rentas y los valores de mercado también están en proceso de subida, aunque aún están lejos de sus máximos históricos, por lo que los inversores prevén que sigan teniendo un recorrido en el futuro.

Así, 2017 ha sido un año de cifras excepcionales en cuanto a volumen de inversión logística en España se refiere. Se han alcanzado los 1.410 millones de euros, un 72% más que en 2016. En cuanto a la tipología de las operaciones, cabe señalar que alrededor del 40% corresponde a portfolios logísticos. España mantiene su atractivo de cara a los inversores extranjeros, afirma Galindo. Los datos lo confirman: más del 90% de los inversores han sido internacionales, a la vez que la mayor operación del sector en 2017 ha sido protagonizada por una compañía extranjera, China Investment Corporation (CIC). Ésta adquirió la firma Logicor perteneciente a Blackstone en una operación que ha supuesto algo más de un millón de metros cuadrados.

¿Qué podemos esperar del futuro?

Tal y como señala el informe Más Allá de la Última Milla, el sector presenta grandes oportunidades para los promotores e inversores inmobiliarios gracias a una fuerte dinámica de oferta y demanda.

Si analizamos los países que estarán en el punto de mira de los inversores, Elsa Galindo destaca que, de todos los países del sur de Europa, nuestro país ostenta el liderazgo en cuanto a solidez económica y seguridad jurídica, factores imprescindibles para ser un buen destino de la inversión. Junto con Madrid y Barcelona, seguirán ocupando un lugar destacado otras ciudades grandes como Valencia, Zaragoza, Bilbao, Sevilla y Málaga, tanto por su estratégica localización como por el crecimiento del mercado.

Respecto a las tendencias que dominarán el mercado logístico, sin duda, el e-commerce y el crecimiento de las ventas minoristas por Internet serán los mayores generadores de cambio. Existe una demanda en alza de instalaciones en el entorno urbano que permitan cubrir la última milla (el tramo final de la entrega al consumidor, conocido en inglés como last mile) en un tiempo reducido. Todo ello, sin dejar de lado la preocupación por el medio ambiente y el impulso por mejorar la eficiencia logística, que impulsarán cambios significativos en las operaciones logísticas en los próximos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*