¿Es buen momento para hacer negocios en España? Los datos dicen que sí

Los principales indicadores económicos dibujan un escenario muy favorable para España de cara a 2018, con el índice del sentimiento económico rozando máximos históricos a finales de 2017. El impacto de la incertidumbre política en Cataluña ha sido limitado en la economía española, razón por la cual las previsiones de crecimiento para 2018 se mantienen positivas (+2,8%).

España continúa sacando partido a su competitividad y a la recuperación del comercio mundial. El entorno global permanece estable y robusto, lo que, unido a una mayor diversificación de las empresas españolas, ha permitido que las exportaciones aumenten un 5,3% en 2017, el mayor crecimiento en los últimos 5 años. Las importaciones, por su parte, también han avanzado a buen ritmo (4,1%) con respecto al año anterior.

El consumo privado ha sido otro de los principales impulsores de la economía, gracias a la fuerte creación de empleo (2,6%) y la baja inflación, que han impulsado la renta disponible. En cuanto al turismo, los datos no pueden ser más positivos. En 2016 ya se marcó el registro más alto de la serie histórica con 75 millones de turistas, cifra que en 2017 ha vuelto a superarse, con más de 82 millones de visitantes, según los datos adelantados del Ministerio de Energía y Turismo. También se ha incrementado el gasto turístico, hasta los 87.000 millones de euros, lo que supone un aumento del 12,4% respecto a 2016.

Respecto a la inversión, las previsiones apuntan a un sólido avance del 4% en 2018, gracias a que las compañías se mantienen optimistas sobre las previsiones económicas y a la fortaleza de la demanda externa, que proporciona un impulso adicional a la producción de bienes de capital.

También destaca la tendencia observada en los últimos meses de 2017 que apunta a crecimientos apreciables de la inversión en construcción y promoción inmobiliaria, cuyo avance se estima en un 4,4% en el conjunto de 2017, frente al 2,4% registrado el año anterior. Esta evolución positiva se sustenta, principalmente, en la inversión en vivienda, que a su vez se apoya en la reactivación del mercado inmobiliario, impulsado por la creación de empleo, los bajos tipos de interés y la demanda embalsada durante los años de crisis.

Asimismo, nuestros datos indican que en 2017 se ha batido un nuevo récord de inversión en Commercial Real Estate (Hoteles, Industrial, Retail y Oficinas), con un volumen que ha superado los 11.300M€ en el total del año; un 29% superior a 2016. El sector Retail ha contribuido en mayor medida a este crecimiento, con un volumen superior a 3.900M€, seguido de Hoteles, con más de 3.800M€. El sector de Oficinas ha continuado en el entorno que supera los 2.000M€ y en el sector Industrial se han transaccionado más de 1.350M€, con un considerable aumento (+65%) respecto a 2016; solo superado por Hoteles (+75%).

El perfil altamente internacionalizado de España ha convertido al país en una plataforma clave para los negocios internacionales. Tanto es así, que España ya ocupa 12º puesto como país receptor de inversiones extranjeras a nivel global, lo que enfatiza el importante papel que juega la inversión extranjera en su economía.

En conclusión, los buenos resultados de los indicadores macroeconómicos y las buenas perspectivas económicas convierten a España en un mercado altamente atractivo para hacer negocios. Por ello, no sorprende que año tras año aumente el número de filiales de empresas extranjeras en España—que desde 2008 hasta 2015 (último dato disponible) ha aumentado un 75%—. La cifra de negocios también se ha incrementado, progresivamente, durante los últimos años, hasta alcanzar su máximo (488.156 millones de euros) en 2015.

En lo que respecta a la presencia de compañías extranjeras, en España existen más de 12.500 empresas pertenecientes a todos los sectores económicos. Además, 70 de las 100 principales empresas globales cuentan con sucursales en España, según Forbes, y 90 de las 100 principales empresas del área de I+D tienen una filial en nuestro país, según Thomson Reuters.

El desarrollo empresarial en España se ve arropado por espacios de oficinas de calidad a precios asequibles. En Madrid y Barcelona, la contratación de oficinas ha crecido un 21% en 2017. En el sector logístico, el take-up modera su crecimiento (+4%), pero mantiene la tendencia positiva desde 2013. En cuanto a las rentas, España es un mercado al alza, pero que mantiene su competitividad respecto a las principales plazas europeas.

Madrid y Barcelona: ‘contender’ e ‘influencer’

Madrid es considerado un “Contender” y Barcelona un “Influencer”, cada uno dentro de una categoría de países que se considera que tienen fuertes vínculos globales. Así lo muestra el informe The Future World of Cities elaborado por JLL. ¿Qué características apoyan su potencial a nivel global?

En el caso de Madrid, sus homólogos globales más cercanos serían Toronto, Sydney y Washington. En rankings mundiales, la capital destaca por su sólida infraestructura, conectividad global, el gran número de conferencias y convenciones que acoge y su sólida marca/reputación. Pero, claramente, Madrid tiene un elemento adicional al tamaño, escala y presencia corporativa. En Global300 de JLL, Madrid ocupa el puesto 24 en términos de atractivo comercial entre 300 ciudades a nivel global, impulsada por la inversión inmobiliaria, las grandes existencias de oficinas y el fuerte crecimiento del PIB.

En el caso de Barcelona, sus homólogos globales más cercanos serían Frankfurt y Viena, entre otros. Barcelona es un “Influencer” por su posicionamiento como hub turístico y cultural y la proyección internacional tanto de su marca como de sus valores. La Ciudad Condal destaca en términos de oferta cultural, intercambio de personas e ideas, experiencia de visitantes y esfuerzos de marketing internacional, actuando como un centro global para la cultura y el turismo. Barcelona reúne, además, características de otras categorías como “LifeStyle” e “Innovator” por su creciente reputación como una ‘ciudad inteligente’, clasificada en 2015 como la ciudad más inteligente a nivel mundial por Juniper Research.

España en datos:

  • 4ª economía más grande en la Eurozona
  • Crecimiento del PIB en 2017 (3.1%) muy por encima de la media de la UE (2,5%) y superior a las previsiones para los próximos 4 años.
  • Fuerte creación de empleo en 2017 (2,6%), muy superior al promedio de la UE (1,6%) y por encima de las perspectivas para los siguientes 4 años.
  • Los fuertes niveles de creación de empleo han reducido la tasa de desempleo en un 34% desde 2013.
  • El pronóstico de desempleo continuará cayendo drásticamente: -25% para 2021.
  • Fuerte crecimiento de las exportaciones en 2017 (5,3%), que ha impulsado el avance del PIB.
  • Mejora del consumo: +2,4% en 2017 impulsando el crecimiento de las ventas minoristas (+1,6%).
  • 12º país receptor de inversiones extranjeras en el mundo.
  • Nuevo récord de turistas en 2017: 81,8 millones (+8.6%); lo que ha convertido a España en el 2º país más visitado del mundo.
  • El gasto turístico se ha incrementado un 12,2% en 2017, hasta los 86.800 millones de euros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*