Los tejados verdes se ponen de moda en las ciudades

La tendencia por lo ecológico, la preocupación por el medio ambiente y el desarrollo sostenible están poniendo muy de moda los conocidos como tejados verdes o green roof. Es más, cada vez es más habitual ver en las ciudades azoteas que incorporan auténticas joyas de jardinería o huertos que incorporan soluciones de ingeniería muy avanzadas para su correcto desarrollo.

Conscientes de sus grandes beneficios para los entornos urbanos y las personas que los habitan, muchos políticos, empresarios, arquitectos y paisajistas se están sumando a la tendencia de las cubiertas verdes. En este sentido, en la actualidad nos encontramos con países como Francia que ha puesto en vigor una ley que obliga a que los tejados de las nuevas construcciones estén en parte cubiertos por plantas o por placas solares. El caso de Francia no es único, en Dinamarca, en concreto en la ciudad de Copenhague, ya son obligatorias las azoteas verdes.

¿Cuáles son las razones que han provocado el auge de los tejados verdes? ¿Realmente sus beneficios tienen repercusión en el día a día de las ciudades? Lo cierto es que son muchas las ventajas de las cubiertas verdes. Veamos algunas de ellas:

1. Los tejados verdes reducen los niveles de contaminación en las zonas urbanas ya que, las plantas absorben algunas de las partículas contaminantes del aire. Además, las plantas producen oxígeno.

2. Reducen el “efecto isla de calor” que se produce en las ciudades como consecuencia del sobrecalentamiento de edificios residenciales, el tráfico o la actividad industrial. Todo ello lleva a que la diferencia de temperatura entre un gran núcleo urbano y los terrenos circundantes sea de hasta 10 grados más en verano en las ciudades. El “efecto isla de calor” tiene un impacto negativo en la calidad de vida de los habitantes de una ciudad. Por lo tanto las cubiertas verdes pueden ser una buena solución para ayudar a mejorar el clima de una ciudad, especialmente si esta no cuenta con abundantes zonas verdes.

3. Los green roof sirven también como aislante acústico. El exceso de ruido es otro problema frecuente en las grandes ciudades especialmente en zonas próximas a aeropuertos, zonas de ocio o industriales.

4. No solo nos ayudan a aislarnos del ruido, las cubiertas verdes también sirven como aislante térmico. Evitan el calentamiento en exceso de los edificios durante el verano y en invierno evitar las fugas de calor. De esta manera, no solo ayudan a crear entornos más saludables sino que favorecen el ahorro de energía.

5. También mejoran el paisaje urbano, algo que más de uno agradecemos. Y es que la elevada concentración de edificios en las grandes ciudades dificulta la creación o vista de espacios verdes, que por otro lado, mejoran la productividad en el trabajo y la salud de las personas. En la actualidad, nos encontramos con miles de metros cuadrados en los edificios que pueden aprovecharse para crear estas zonas verdes que además de sus múltiples beneficios nos permiten disfrutar de buenas vistas.

LAS CUBIERTAS VERDES AL ALCANCE DE NUESTRA MANO

En la actualidad encontramos algunos ejemplos de cubiertas verdes al alcance de nuestra mano. A continuación veremos algunos ejemplos, pero también haremos referencia a otros casos repartidos a lo largo y ancho del mundo 😉

1. Hotel Wellington, Madrid

Si nos dicen que en pleno centro de Madrid crecen verduras que en nada tienen que envidiar a las producidas en zonas rurales probablemente no lo creemos. Pero lo cierto es que así es. Floren Domezain, conocido como “El rey de las verduras” por suministrarlas desde Tudela a varios restaurantes Michelín y ahora dueño de su propio restaurante, fue el encargado de construir uno de los mayores huertos urbanos del mundo en el cielo de Madrid. Un total de 300 metros cuadrados de suelo fértil para verduras que crecen en la céntrica calle de Velázquez.

Azotea Verde del Hotel Wellington
Imagen: Hotel Wellington de Madrid

 

2. Sede financiera del Banco Santander, Boadilla del Monte (Madrid)

La sede financiera del Banco Santander tiene el techo verde más grande de Europa con un total de 100.000 metros cuadrados. Se construyó entre los años 2003 y 2005 y es impresionante no solo por su tamaño, sino por el gran reto que supuso su construcción a nivel arquitectónico.

3. Centro de Convenciones de Vancouver, Canadá

Una de las cubiertas verdes más espectaculares del mundo es la del Centro de Convenciones de Vancouver en Canadá. Tiene más de seis hectáreas de superficie que acogen a 400.000 ejemplares de plantas autóctonas y 240.000 abejas. El estilo revolucionario de este edificio y su compromiso con el entorno le han llevado a ganar varios reconocimientos en materia medioambiental.

Tejado verde del Centro de Convenciones de Vancouver

4. Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur

La azotea verde de la Escuela de Arte, Diseño y Medios de Comunicación de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur no tiene nada que envidiar a otras de su misma especie. Los tejados de esta imponente construcción están cubiertos de vegetación lo que le permite adaptarse a todo el entorno que le rodea.

Azotea verde de la Universidad Tecnológica de Nanyang

5. Ayuntamiento de Chicago, Estados Unidos

El Ayuntamiento de Chicago puede presumir de contar con un techo en el que viven plantas y árboles propios de la zona, de 100 especies distintas y en un total de 23.000 metros cuadrados. Según los cálculos del propio ayuntamiento, el techo verde del edificio les permite ahorrar unos 3.600 dólares anuales en la climatización del edificio.

Azotea Verde del Ayuntamiento de Chicago
Imagen: El Confidencial

 

¿Conoces algún tejado verde en tu ciudad?