Los robots se hacen hueco en las plataformas logísticas

En el sector logístico el trabajo humano y el mecánico están cada vez más interrelacionados. La falta de mano de obra de cara al futuro podría acelerar aún más el proceso de automatización, que están adoptando empresas de toda Europa.

En España, por ejemplo, Amazon ha implantado en su centro logístico de Castellbisbal Amazon Robotics, un sistema en el que los encargados de recoger los productos de los pedidos y entregárselos a los responsables de la tramitación son robots.  Otro ejemplo de la misma tendencia es la forma de producir de la fábrica de Seat en Martorell. Una “plantilla” de 125 robots se encarga de distribuir piezas por las instalaciones del centro.

Si bien los robots no suponen ya ninguna novedad en los almacenes, los casos de Castellbisbal y Martorell resultan excepcionales todavía. La mayoría de las instalaciones en España y en Europa en general siguen llevando a cabo sus operaciones de forma manual, sin apoyarse en la automatización, lo que convierte a las personas en sus activos más importantes. Sin embargo, según el informe Logistics & Automation de JLL muchos mercados europeos se enfrentan a problemas de escasez de mano de obra.

“Los almacenes españoles necesitan empleados, pero tienen dificultades a la hora de encontrarlos ” comenta Pere Morcillo, Head de Industrial & Logística de JLL. “Hoy en día ha descendido el número de personas que quiere trabajar en el sector del almacenaje. El trabajo en otros sectores a menudo está mejor remunerado, lo que constituye un potencial problema  para los distribuidores online que poseen grandes almacenes”.

Mientras, el Reino Unido, en el que cerca del 12% del personal logístico proviene de Europa, se enfrenta a la posible disminución del mismo a raíz de su inminente salida de la Unión Europea.

Equilibrio del trabajo humano y el mecánico

No obstante, la demanda de empleados se orienta al alza a medida que el comercio electrónico sigue ganando adeptos en Europa. Los almacenes que procesan los pedidos online suelen requerir una cantidad de personal superior a la media.

Es aquí donde los robots, o más bien los “cobots”(pequeños robots colaborativos) entran en juego. Su uso es cada vez más frecuente y trabajan codo con codo con sus compañeros de carne y hueso en tareas repetitivas para lograr que los almacenes sigan operando con eficiencia.

Podríamos citar como ejemplo la solución AutoPiQ de Swisslog, en la que los robots recogen los artículos que pueden y los humanos se encargan de finalizar la tarea. Por su parte, los robots Sawyer de DHL cuentan con brazos articulados y agarradores con mecanismo de succión para ayudar en el empaquetado de productos.

A pesar de los avances tecnológicos que proporcionan a los robots una mayor autonomía, determinadas funciones siguen requiriendo intervención humana. Morcillo señala que “no se trata de apostar por el trabajo mecánico en detrimento del humano, sino de encontrar el balance entre ambos. Seguiremos necesitando a empleados de carne y hueso en las plataformas logísticas, desempeñando tareas como el mantenimiento de las máquinas, la supervisión de los procesos de trabajo, etc.”. Lo vemos también en casos como el de la plataforma logística de Lidl en Alcalá de Henares. A la vez que incorporar un mayor grado de automatización en las tareas, la misma ha creado más de 100 nuevos puestos de trabajo.

Diferentes fases de implantación según el país

El uso de la automatización difiere considerablemente en función de la región. Los operadores de almacenes en Alemania y los países escandinavos tienden más a automatizar sus procesos que, por ejemplo, sus homólogos de Europa central y del Este debido a los costes laborales y a la menor cantidad de espacio disponible.

En este sentido, para Morcillo “España será uno de los puntos calientes durante este cambio de tendencia. Tenemos a una de las poblaciones más envejecidas en Europa (según un estudio nuestro país tendrá un 26% de personas mayores de 65 años en 2031). Esto obligará a los empresarios a tomar una serie de medidas para contratar a empleados cualificados. Entre ellas están la apuesta por la formación de la próxima generación o la adecuación de los lugares de trabajo a las necesidades de las personas más mayores, que irán aumentando en las plantillas de las empresas. Esto, junto con la creciente apuesta por la automatización, serán las dos condiciones que permitirán al sector logístico seguir mejorando su productividad en el futuro”.

Si quieres conocer nuestra oferta de inmuebles del sector logístico, puedes consultar nuestra web de producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*