El gráfico del mes: el crecimiento del espacio flexible en Europa

Veni, vidi, vici. El espacio flexible ha llegado para conquistar a propietarios e inquilinos del sector de oficinas. Analizamos las causas y el futuro de este fenómeno inmobiliario.

Según los datos del último informe de JLL, Disrupción o distracción: Espacios flexibles de oficinas, los espacios flexibles en Europa han duplicado su tamaño desde 2014.

Solo en los últimos tres años, Ámsterdam, Berlín y Londres han incrementado la disponibilidad de oficinas de este tipo un 35% anual. Precisamente la ciudad holandesa es que concentra la mayor cantidad de flexspace a nivel mundial, el 5,6% del total de oficinas. Esto la coloca por delante incluso de los mercados de oficinas estadounidenses bastante más maduros.

¿A qué se debe esta revolución?

Sin duda, los nuevos modelos de negocio exigen nuevas formas y lugares de trabajo. Las empresas buscan dejar atrás los puestos y horarios laborales fijos en pos de una actitud más flexible y un mayor énfasis en la colaboración, la comunidad y los resultados.

También ha cambiado el estilo de vida de los empleados. Si antes el espacio de trabajo apenas tenía impacto en ámbitos como el de retención de talento, ahora es parte de la tarjeta de presentación de una empresa.

A todo esto hay que sumar los avances tecnológicos alcanzados en los últimos años. El almacenamiento en la nube, el VPN, el Wi-Fi de alta velocidad y la conectividad 4G (pronto 5G) permiten que el trabajo de oficina se pueda realizar en cualquier lugar y en cualquier momento.

crecimiento espacios flexibles
Crecimiento del espacio flexible en Europa 2010-2018

¿Cuál es el futuro del espacio flexible?

El informe de JLL prevé que el espacio flexible en los 20 mercados más importantes de Europa crecerá un 30% anual en los próximos cinco años. En 2030, éste representará el 30% de algunas carteras inmobiliarias corporativas.

Así las cosas, es imposible ignorar el impacto del espacio flexible en el sector de oficinas. Si bien es cierto que no todas las empresas recurrirán a este modelo, la gran mayoría incrementará significativamente su uso en los próximos años.

Con más de 700 proveedores de espacio flexible en el sector, la consolidación es inevitable, y un periodo de recesión aceleraría este proceso. Los proveedores experimentados y con buenos niveles de capitalización y de diversificación geográfica prosperarán, así como los operadores de nicho e innovadores que presenten una oferta vanguardista.

Paralelamente, se espera que algunos propietarios y promotores sopesen la creación de sus propios conceptos de espacio flexible, colaborando con los proveedores existentes y recurriendo a operaciones de fusión y adquisición. De hecho, los conceptos introducidos por los propietarios están proliferando en ciudades como Ámsterdam —donde representan el 25% de la totalidad del espacio flexible—, Londres y París.

El espacio flexible en España: Madrid y Barcelona cogen fuerza

La contratación de espacios flexibles en ambas ciudades durante los primeros nueve meses de 2018 se situó en 71.881m², o lo que es lo mismo, el 11% del total de la contratación (657.255m²).

En concreto, en Madrid el flexspace ha alcanzado los 42.220m, casi un 40% más que todo el 2017, y Barcelona rozó los 30.000 m2, lo que supone un incremento del 35% si lo comparamos con 2017.

¿Qué tipo de espacios son los más demandados? Actualmente, los tradicionales “Business Centre” dominan Madrid y Barcelona con una cuota del 45%. Les siguen los espacios ”híbridos” (36%). Su crecimiento en 2017 ha sido espectacular, alcanzo un incremento del 194% respecto al año anterior.

En cuanto al tipo de operadores, Regus, WeWork y Utopicus siguen ganando fuerza y ampliando cuota de mercado a los pequeños operadores locales. Entre las tres firmas, concentran la mitad del stock total de Madrid y Barcelona y se prevé que esta tendencia continúe hacia una mayor concentración de operadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*